Relación entre el génesis bíblico y los mitos sumerios
Ciencia

Relación entre el génesis bíblico y los mitos sumerios

La creación ha sido objeto de debate y estudio desde tiempo remotos. El interés del hombre por conocer su origen lo ha llevado a buscar más allá de lo escrito en el libro de Génesis. Es así como surgen otras teorías y se han encontrado otros mitos que explican el origen del hombre y de todo lo que habita en el universo.

Los mitos sumerios se parecen mucho a los narrados en La Biblia. La historia de la creación, el diluvio y la torre Babel, han sido contados en tiempos remotos en tablillas encontradas en excavaciones en el Antiguo Cercano Oriente, Ninive y Nippur por allá por la década de los años 1800. Estas tabillas cuentan leyendas sumerias que han servido para restar credibilidad a lo mencionado en las Sagradas Escrituras.

La historia que narran los mitos sumerios tienen semejanza a lo ocurrido en la creación, ellos hablan de que el hombre fue creado de arcilla por los habitantes de otro planeta. Los Anunnakis habitantes de Nibiru, uno de los planetas del sistema solar, bajaron a la tierra luego del choque de una de sus lunas.

Mitos sumerios

Aunque la razón de su visita a la tierra no ha sido bien definida, los mitos sumerios cuentan que los Anunnakis fueron el origen de la vida sobre la tierra y causaron la evolución del hombre gracias a la intervención genética que lograron conseguir. Según los mitos sumerios, ellos crearon al hombre para que les sirviera como esclavos, y lo hicieron como la Biblia cuenta lo hizo Dios, estos tomaron arcilla y comenzaron a darle forma al hombre, los primeros no salieron muy bien, pero fueron perfeccionándolos.

Estas leyendas aseguran que los humanos comenzaron adorar a sus creadores como dioses. Y es que según cuentan estos mitos, los dioses habitaron la tierra mucho antes de la humanidad y ellos comenzaron a construir ciudades en la tierra que eran gobernados por dioses distintos.

La leyenda sumaria cuenta que los hombres una vez fueron creados por estos dioses, habitaban en un jardín de los Nibiru, donde había un árbol que los hacía procrear. Los Anunnakis no querían que los humanos se reprodujeran y como estos desobedecieron, fueron sacados de paraíso.

Dudas en la palabra de dios

Con la supuesta similitud y la antigüedad de las tablillas, muchos han llegado a la conclusión de que las historias contadas en la Biblia son una derivación de lo que reza en los mitos sumerios. Desde entonces, muchos han usado estos documentos, para dudar de la credibilidad de la palabra inspirada por Dios, pues aseguran que ni siquiera Moisés escribió el Génesis y que el libro de los orígenes no es otra sino un mito basado en las historias de los sumerios que datan de años atrás.

Según los estudiosos las tablillas datan del año 2.200-220 a.C y Dios le habló a Moisés en siglo XV a.C, lo que los lleva a pensar que estos escritos pudieron haberse hecho 800 años antes de que Moisés escribiera el libro de Génesis. Pese a estas pruebas que ellos consideran contundentes, se sigue defendiendo la idea de la creación en manos del Dios de Moisés.

Los mitos sumerios siguen siendo objeto de estudio de decenas de expertos quienes consideran la historia de esta civilización todo un misterio, pues aparecieron de la noche a la mañana con una cultura bien conformada y con un avance en su agricultura y tecnología que no se puede justificar si se toma en cuenta el paso tan lento al que iba la evolución durante dos millones de años. El misterio de los mitos sumerios sigue latente hoy día y sigue creando incertidumbre en los creyentes.